Kokoro Kotone: prendas clásicas y ecológicas para bebés

Hay pocas cosas más dulces que ver a tu bebé feliz en una prenda monísima. Pero saber que tu bebé no lleva químicos tóxicos en el tejido de esa ropa es aún mejor. La tela hecha de algodón orgánico cultivado sin pesticidas ni herbicidas te asegura que nada perjudicial está puesto sobre la delicada piel de tu criatura. Para informarnos más sobre la importancia de la ropa ecológica infantil, Clara Martínez de Kokoro Kotone comparte su conocimiento y experiencia trabajando en el área. Kokoro Kotone es una marca de ropa ecológica de bebé hecha artesanalmente con patrones clásicos en España.

 


 

nuestro taller

Por Clara Martínez

Nuestra pasión por la moda, los tejidos y los patrones antiguos nos llevó a crear Kokoro Kotone. Creamos prendas de marcado estilo clásico pero con un toque personal que las haga únicas y las diferencie del resto. Kokoro es una palabra japonesa que significa “corazón” y kotone es también japonés y significa “sonido del koto” (un instrumento de cuerda). Hemos juntado esas dos palabras porque nos gusta la sonoridad y el hecho de que la pronunciación de kotone pueda recordar a “cotton” en inglés. La tela que utilizamos, y el algodón de que se compone, es una de las calidades más importantes de nuestras prendas. En nuestro taller usamos únicamente tejidos de algodón ecológico certificado GOTS (Global Organic Textile Standard), lo que garantiza no sólo que el tejido está libre de químicos sino que garantiza la sostenibilidad de toda la cadena de producción.

Es muy importante saber los beneficios que tiene el uso de algodón ecológico frente al algodón convencional y concretamente los beneficios para la salud de los bebés. El algodón es uno de los cultivos más intensivamente tratado químicamente en el mundo, rociado con insecticidas, herbicidas, reguladores del crecimiento de las plantas y otros tipos de pesticidas. Se calcula que el 10% de los pesticidas utilizados en todo el mundo van únicamente destinados al cultivo del algodón. Si hablamos de insecticidas el porcentaje asciende al 25% (más que cualquier otro cultivo). Esos químicos permanecen en nuestra ropa para siempre, y aún quedaría por añadir los químicos y metales pesados que se usan para teñir o blanquear. Del mismo modo que nuestra piel absorbe las cremas y lociones que nos ponemos para hidratar, también absorbe continuamente los contaminantes de los tejidos. En el caso concreto de los bebés su piel es hasta 10 veces más fina que la de un adulto por lo que cualquier agente externo le afecta mucho más.

Jesusito bebé ANTIQUE ROSE 2

Si pensamos un poco en los bebés más cercanos a nuestro entorno nos damos cuenta de que muchos de ellos, la mayoría, tienen algún problema de piel como dermatitis, alergias, prurito, eczemas… No queremos decir que sean provocados directamente por los tejidos, aunque está claro que influyen, pero esos problemas de piel mejorarán considerablemente si eliminamos los químicos y metales pesados que están en contacto con la piel del bebé. El algodón ecológico crece en campos de tierra fértil y en su cultivo no está permitido el uso de pesticidas ni insecticidas y el control de plagas se realiza de manera natural. La piel del bebé requiere un cuidado específico y usando algodón ecológico y tejidos libres de químicos proteges su piel reduciendo considerablemente la posibilidad de reacciones alérgicas y es altamente recomendado para el cuidado de la piel y mejora de la dermatitis atópica. Por lo tanto si nos preguntas por qué utilizamos tejidos ecológicos la respuesta es fácil: porque es lo mejor.



Capota bebe VioletKokoro Kotone desde luego se encaja en la categoría de slow fashion. En el caso de las prendas textiles, que son la mayoría, el trabajo de montado de la prenda y el remallado se realiza a máquina y todos los remates, terminaciones y detalles son realizados a mano. Estas prendas son realizadas por nosotras mismas. En el caso de las prendas de punto, tanto de tricot como de crochet, nosotras realizamos algunos complementos pequeños como patucos y capotas pero para chaquetas, culottes etc… contamos con la ayuda de dos tejedoras. Este trabajo es 100% manual sin ayuda de máquinas. Todas las prendas tanto textiles como de punto son realizadas en el momento del pedido, para cada cliente, y adaptándonos las modificaciones personales que necesite, en el caso de que así sea. El proceso por fuerza es más lento ya que es bajo pedido, sin embargo nuestros plazos de entrega no son lentos, actualmente un cliente que resida en España puede disponer de uno de nuestros conjuntos en un plazo aproximado de 4 días laborables desde el momento del pedido. Sólo en el caso de que el pedido incluya una prenda de punto, este plazo se vería alargado a unos 7 días laborables.

Las temporadas establecidas en el mundo de la moda son una verdadera locura, en continuo cambio y con un adelanto de muchos meses sobre la temporada en curso. En nuestro proyecto desde un primer momento establecimos que nos mantendríamos al margen de ese calendario de la moda. No pretendemos ser una marca de usar y tirar, queremos que nuestras prendas permanezcan en el tiempo y que las madres las guarden con cariño para los hijos de sus hijos. Cuando quedé embarazada mi madre recuperó de un baúl toda la ropa de recién nacido que guardaba desde que mis hermanos y yo éramos pequeños y no puedo expresar la emoción que sentí. Es un recuerdo maravilloso y me gustaría pensar que las madres no se desprenden de nuestras prendas y las guardan para el futuro.

Pack bebé kokor duo oxford

Por esa razón, lo que más nos gusta de los patrones antiguos, como los jesuitos o las camisas de primera puesta, es su “atemporalidad”; pocas prendas han sobrevivido al paso de los años con tanta firmeza como estos conjuntos clásicos de bebé. Jamás pasan de moda. Nos encanta buscar fotos antiguas de bebés y comprobamos que los patrones y diseños siguen siendo muy parecidos, prácticamente cualquier prenda de esas fotos antiguas podría venderse hoy día sin ningún problema. Además son realmente versátiles, admiten muy bien las modificaciones y de esa manera el mismo patrón puede hacerse muy sencillo o incluso de ceremonia.

Nuestras prendas nos dan muchas satisfacciones: cada vez que alguien nos dedica alguna palabra bonita; cada vez que una mamá nos envía una foto de su bebé con nuestra ropa; cada vez que cosemos un conjunto para enviar a algún lugar lejano, como Corea o Australia, y nos imaginamos quién lo estará esperando. Es algo que ni siquiera imaginábamos hace unos meses, que nuestros pequeños patucos pudieran llegar a tantas partes del mundo.

Si pudieras hacer una cosa para simplificar tu vida, ¿qué sería?
Honestamente tengo que reconocer que llevo una vida realmente sencilla. El hecho de residir y trabajar en un pequeño pueblo, además de ser mi propio “jefe” facilita mucho la vida diaria en el sentido de que te permite gestionar el tiempo con mucha facilidad. Me refiero a cosas como que mi hija tarde menos de dos minutos en ir y volver del colegio, que no necesito ningún tiempo de desplazamiento para ir al trabajo, que puedo adaptar cada día como necesite… la verdad que me siento privilegiada y creo que en cuanto a simplificar mi vida lo he hecho bastante bien.
Si pudieras hacer una cosa para simplificar la vida de un ser querido, ¿qué sería?
Para simplificar la vida de un ser querido, sin duda, me gustaría poder hacer comprender que la felicidad está en tener tiempo para disfrutar de las cosas sencillas, que no merece la pena dar la vida por el trabajo porque al fin y al cabo hay que trabajar para vivir y no al revés.

 

 

kokorologoKokoro Kotone es una marca de artesanía textil dedicada a la confección de prendas de bebé de estilo clásico y que utiliza únicamente tejidos ecológicos certificados de alta calidad. Es el sueño de dos mujeres emprendedoras, Carmen Herrero y Clara Martínez. Las dos realizan la confección de prendas tanto textiles como de punto, mientras Carmen se encarga del diseño y adaptación de patrones y estampado de tejido y Clara de la social media y fotografía de los productos. Su taller se encuentra en Sobradiel, un pequeño pueblo situado muy cerca de Zaragoza, España. En él se lleva a cabo todo el proceso de fabricación de la prenda, desde los patrones hasta el estampado del tejido y la confección final. Con sus diseños pretenden reinventar los antiguos patrones que se llevan utilizando desde hace más de un siglo para vestir a los bebés. Les dan a estas prendas un toque nuevo y actual manteniendo el romántico y delicado aire que caracteriza el estilo español tradicional de vestuario de bebé.

Datos de Contacto

Calle Botollo, 8
50629 Sobradiel, Zaragoza, España
E-mail: clientes@kokorokotone.com
Tlf: +34 645 255 451
www.kokorokotone.com

Deja tu comentario