Gente de la Isla: café alegre

Pocas cosas dicen buenos días como el rico olor de un café haciéndose en la estufa. Ahora, agregue la luz de sol caribeño goteando a través de persianas coloniales y el sonido mezclado de tráfico con merengue saliendo de los radios. Así es como la Gente de la Isla dicen buenos días con su café. Aquí para hablar de su visión de cambiar el mundo con un grano de café a la vez, su fundadora Coral De Camps conversa sobre granos de calidad, cultivo de café orgánico, y el apoyo del mercado local.

 


 

on-se-marre

Por Coral De Camps

Somos capitaleños empedernidos. Nos encantan las mañanas y las cigüitas amarillas de nuestro patio. Creemos en disfrutar de las pequeñas cosas, comenzar el día con el buen pie y reunirse a compartir un delicioso desayuno. Por eso, la primera razón por la que comenzamos a interesarnos por el café fue por su aspecto comunitario. Luego, empezamos a entender cómo en el mundo del café existe una cadena que, trabajada con justicia, permite alimentar la tierra y a miles de familias. Pienso que la gente reunida alrededor de una taza de café puede lograr maravillas. Eso suena un poco extraño leído en voz alta, pero de verdad creo que el café es una excusa perfecta para reunirse a conversar, a pensar, a cambiar el mundo con ideas nuevas. El café es una forma de compartir sueños o de acordarse uno de que los tiene. Para mí, colar un café de una manera sencilla, bonita y que me recuerde que de la simplicidad salen muchas cosas con virtudes, es una manera de asegurarme de que hay instantes que se pueden hacer sin máquinas y que está bien que algo tome más de 30 segundos. Mejor todavía si esos más-de-treinta-segundos son compartidos con alguien.

Preparar o “colar” buen café es una tarea de una simplicidad o de una complejidad impresionante, según el nivel de compromiso con la tarea que tenga la persona que lo prepara. Un barista pone a prueba todos sus conocimientos técnicos y su nivel de conocimiento del público al que sirve con cada taza. El entusiasta que lo prepara en casa se somete a la presión de servir a sus invitados, al placer de recibir amigos en casa o al deber de poder despertarse. El café de especialidad es, en fin, una expresión de la voluntad de servir el mejor café posible, dejando el rastro más justo posible de la plantación a la taza.

Mi práctica como barista cambió mi forma de ver el café, pero lo que en realidad dio forma al proyecto fue mi experiencia trabajando en la UNESCO con el patrimonio cultural dominicano. Poco a poco fui llegando a la conclusión de que la identidad cultural de un pueblo pasa por muchos aspectos y que la gastronomía juega un papel muy importante. Eso me hizo reflexionar mucho y llegar a la conclusión de que me encontraba frente a tres cosas: mi amor por la gastronomía y los sabores, un nicho en el mercado del café y una oportunidad de trabajar con la identidad cultural dominicana. En ese momento me convencí de que quiero dedicar todos mis esfuerzos a que los dominicanos puedan disfrutar de los frutos de su tierra, trabajados con los mejores estándares.

100149-01 (1)

La mayoría del café de alta calidad producido en la República Dominicana se exporta fuera del país. Esa realidad nos ha hecho querer centrarnos en trabajar concentrándonos en la calidad y no en la cantidad. Por el tamaño de la economía dominicana y para poder ponerle caras humanas a los productos, nuestra mejor apuesta es la calidad. Del mismo modo, ha sido el impulso para el aspecto educativo que tiene nuestro proyecto. Impartimos talleres de introducción al mundo del café para el público varias veces al mes y también hacemos entrenamientos de cata. Ahora mismo estamos impartiendo el taller básico y a partir de febrero ya tendremos un Segundo nivel.

La calidad de los ingredientes es la base de toda creación gastronómica y mi meta es trabajar para que nuestra labor se refleje en el producto terminado al igual que en la mejora de las condiciones de producción en el campo. Por eso, es importante que Gente de la isla colabora con agricultores orgánicos porque queremos dejar un impacto positivo donde sea que actuemos. Entendemos que apoyar a un agricultor orgánico a avanzar en su trabajo es una manera de mostrarles a los demás agricultores que ese tipo de trabajo es posible y tiene una compensación económica interesante.

La colaboración que tenemos con Spirit Mountain Organic Coffee Plantation and Ecological Reserve en Manabao, R.D. ha resultado ser muy exitosa. Trabajar con el productor, Chadley Wallace, ha sido una gran experiencia de aprendizaje porque hemos podido entender mejor los retos a los cuales se enfrenta un caficultor de café orgánico. Ha sido una aventura para ambas partes ya que el café de la finca Spirit Mountain nunca había tenido una distribución local y a la vez, nunca habíamos trabajado directamente con un productor de ese tipo. Para mi es importante trabajar con un productor orgánico porque me interesa de manera personal que mi trabajo sea de la mayor sostenibilidad posible para el planeta.

29011

Creo que hacen falta proyectos que reflejen los intereses de nuestra generación y nuestra identidad polifacética. El mundo ha cambiado y la cara de la economía también. Entiendo que nos toca a nosotros hacernos excelentes en nuestras áreas y tomar el relevo para cambiar la realidad en República Dominicana y toda la región, desde todos los ámbitos.

Queremos ofrecer productos dominicanos, jóvenes y diferentes a los dominicanos, jóvenes y diferentes. Nuestros procesos son artesanales y respetuosos de las características de los ingredientes. Nuestra meta es trabajar continuamente para lograr cada vez productos más naturales, más locales y que contribuyan a un comercio más justo. Así queremos cambiar el mundo con un granito de café.

 

Cómo preparar nuestro café fresco para greca:

29013

  1. Moler el café justo ante de colarlo, para asegurar así que se mantenga su sabor y aroma.
  2. Asegurarse de que la greca esté bien limpia.
  3. Llenar el canasto de café al ras, sin compactar el café.
  4. Llenar el receptáculo de agua tibia o caliente hasta la válvula de seguridad.
  5. Poner a fuego medio – alto en la estufa
  6. No dejar hervir el café una vez que sube a la cámara superior de la greca.
  7. Apagar el fuego una vez el café comience a “subir”. No esperar a que salgan las últimas gotitas y se formen burbujas en la válvula antes de apagar el café.
  8. Servir en las tazas más bonitas que se tengan.

 

Si pudieras hacer una cosa para simplificar tu vida, ¿qué sería?
Lo primero que haría sería limitar al máximo mis desplazamientos en carros. Es impresionante la cantidad de tiempo que nos pasamos sentados en un vehículo.
Si pudieras hacer una cosa para simplificar la vida de un ser querido, ¿qué sería?
Le contaría sobre el minimalismo y lo poco que necesitamos en realidad para vivir cómodos. La acumulación de objetos conlleva un trabajo de gestión que toma mucho tiempo.

 

gente_de_la_isla (1)

Gente de la Isla nació de la pasión de Coral de Camps y Edouard Beauchemin por el café, la gastronomía y todos los productos deliciosos que pueden nacer del suelo dominicano. Coral es dominicana, Edouard es francés y ambos son baristas, tostadores y catadores de café. La Gente de la Isla produce varios cafés y granola utilizando café de calidad de especialidad, granos integrales, mieles dominicanas orgánicas, aceites saludables, frutas locales y su alegría. Trabajan continuamente para lograr productos más naturales, más locales y que contribuyan con un comercio más justo. Sus cafés vienen de fincas dominicanas donde ellos trabajan directamente con los productores. Todos sus procesos son artesanales. Hornean, tuestan y degustan en Santo Domingo, República Dominicana. Seleccionan granos con características específicas y los tuestan según las cualidades de cada café. Se esfuerzan para que cada uno de sus productos sea delicioso porque les gusta disfrutar de sabores y momentos compartidos. Estos cafés están pensados para degustarse con los ojos cerrados.

Datos de Contacto

E-mail: hola@lagentedelaisla.com
Tlf: +1 809 685 1193
http://www.lagentedelaisla.com

Deja tu comentario